Logotipo

El "naming" de Midas surgió de la unión de los nombres propios de sus propietarios, Miguel y Daniel, Software. La propuesta de nombre fue casual, y al cliente le encantó. Tras su aprobación nos decidimos a buscar una imagen. La primera que vino a la cabeza fue, evidentemente, la del Rey Midas, que todo lo que tocaba lo convertía en oro, y que como estamos hablando de un software de gestión de empresa, viene como anillo al dedo.

Descartamos la imagen del lingote de oro en los primeros bocetos, y nos centramos en el concepto de corona. Tras varios bocetos, a excepción de la tipografía, decidimos alejarnos de los standards del diseño actual, donde todo es simétrico, limpio y disciplinado. Se genera, por tanto, una imagen más abstracta y artística, y buscamos darle una vuelta de tuerca al concepto. No queremos sólo una corona, queremos algo más, algo que identifique a los propietarios con su propia marca, y se sientan orgullosos de ella.

Así pues, tras darle muchas vueltas, y multiples diseños de corona formamos ésta con las iniciales de la empresa. Midas, la M mayuscula, seguida de la i a la derecha, lestras superpuestas por capas, formando un todo unido.

En base a tres colores, el amarillo, el negro y el blanco, se extraen tonalidades y se plantean diversas muestras cromáticas.

Carta de colores

Se definen colores y equivalencias definitivas para web e imprenta, trabajando las equivalencias de paletas en CMYK, RGB, y hexadecimal para internet.

Más tarde se crean colores que encajen bien con los diversos fondos, como el amarillo oscuro para substituir el gris que no funciona bien del todo sobre fondo amarillo.

También la tipografía se selecciona cuidadosamente. En este caso decidimos usar, como contraste a las agresivas aristas del logotipo, la Avenir. Una letra moderna y redonda, de líneas suaves. Trabajamos la base de la i de Midas para relacionarla con la del logotipo, y unimos la f y la t, a modo de ligadura, como las buenas y trabajadas tipografías clásicas.

Integración en Web

En función a la temática de cada una de las páginas que componen la web, se utilizan fotos de archivo para ambientar cada una de las distintas imágenes de la cabecera.

Se crea una divertida historia visual con el logotipo de Midas, y se explica que aquél que lleva la corona se convierte en una persona feliz, y en el rey de la empresa. El trabajo que esa persona realiza, se convierte en oro. Logramos imagen de productividad.

Cada una de las cabeceras se aprovechan para explicar alguna característica del soft, y aprovechamos para generar una llamada a la acción mediante un botón.

En la cuarta imagen aparece un chico autónomo, que no lleva la corona, y no es feliz. De esa forma se logra explicar mucho mejor la intención de la campaña.

Email marketing

Nuestro cliente nos solicita promover la bolsa de contactos que se ha generado. Estos leads provienen de la suscripción al boletín de noticias y a las compras de su boutique, que necesitan información sobre actualizaciones del software adquirido.

Para ello, desarrollamos una plantilla de mailing, desenfadada y sencilla, que permite a Midas guardarla y emitir, en base a ella, sus propios boletines informativos. Si bien el diseño se resiente, la facilidad en la edición es lo principal para nuestro cliente.

Por ejemplo, en este caso se creó una muy sencilla plantilla a dos columnas basada en el editor de texto de la aplicación de mailing, y se integraron las imágenes.

A partir de aquí, Midas pudo corregir sus textos de forma muy sencilla sin tener conocimientos de código, programar el envío, seleccionar su lista de contactos, y llegar a posibles compradores.

La campaña obtuvo sus frutos gracias a varias ventas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter