Si habéis entrado alguna vez a nuestra web, os habréis dado cuenta del cambio de imagen que Qiero ha dado. Tal vez os preguntéis: ¿Por qué este cambio?, nuestra respuesta no es otra que: nos adaptamos a los tiempo y hay que renovar para seguir adelante con más fuerza.

Pero de algún modo, el cambio de nuestro sitio web es debido también a la voluntad de ofrecer a nuestros clientes una imagen mucho más cálida y cercana, información más sencilla y detallada de nuestros servicios y cómo no, porque nos apetecía. Al final, no hay mayor razón de peso para hacer algo que por que te apetezca.

10 razones para actualizar tu web

¿Y tú, necesitas renovar tu sitio web?

Ahí van, no una ni dos, sino 10 razones para renovar tu web. Plantéatelas ya que su respuesta te puede ayudar a conocer si tu web está actualizada.

1. ¿Tu web se ve antigua? ¿tiene más de 5 años?

Pues probablemente se verá antigua. Las modas y tendencias cambian, por lo tanto el diseño web tampoco esta libre de estos cambios. Una página anticuada da una imagen poco actual de tu negocio. Una imagen poco atractiva y desactualizada no invita al visitante a quedarse en ella más que unos pocos segundos, perdiendo así, a un potencial cliente. Tengamos en mente el dicho “Renovar o morir”.

 

2. ¿Tu sitio web se adapta a los diferentes dispositivos móviles?

El concepto inglés “responsive design” significa que el diseño de tu web se adapta a todo tipo de smartphones, tablets e incluso televisores con acceso a internet. Ha quedado atrás el uso exclusivo del PC, por lo tanto el diseño tiene que adaptarse a todo tipo de dispositivos para que la navegación pueda ser fácil y evitar que se pierda alguna información relevante por quedar oculta.

 

3. ¿Los contenidos están actualizados y bien organizados ?

Hoy en día el contenido es el rey. Por eso, si nuestro contenido se ha quedado desactualizado, es hora de renovar nuestra web.

Por otro lado hay que tener en cuenta la longitud de los textos. Éstos deben ser cortos para que se encuentre la información útil con un simple vistazo. Y la organización del contenido debe ser fácil para que el navegante acceda a ella con unos pocos clics. Debemos ser concisos y ordenados.

 

4. ¿Es visible desde cualquier navegador?

Si tu web tiene ya algunos añitos, probablemente se realizó pensando en Internet Explorer o Netscape Navigator. Lo más seguro es que no saque partido de los nuevos estándares de programación y diseño que los potentes Chrome, Firefox y Safari ya integran… Un buen desarrollo web te permitirá una correcta visualización sea cual sea el navegador utilizado.

 

5. ¿Tu sitio web enlaza con las Redes Sociales?

Hoy en día casi es presencia obligatoria estar en las redes sociales (Facebook, Google+, Instagram, Twitter…) Es conveniente que tu web enlace con tus perfiles en Redes Sociales. Además de dar una imagen mucho más cercana al usuario y estar en contacto directo con tus seguidores, ayuda a posicionar —y mucho— en buscadores.

 

6. ¿Tu web esta hecha con flash?

Si tu web se basa en este tipo de tecnología, tienes un problema, pues los teléfonos y tablets más actuales no van a poder visualizarla. Además, Google no es demasiado amiga de Flash y no va a posicionar bien la página en su buscador. De esta manera transmites una imagen desactualizada, por lo que debes renovar el diseño sí o sí.

 

7. ¿Tu web tarda en cargarse?

Hoy todo va muy rápido. El usuario no espera. Si tu web tarda demasiado pierdes un visitante y un posible cliente. Esto puede deberse a una mala optimización de las imágenes, a una desorganización de los archivos o incluso a un problema de alojamiento. Ante esto hay que exprimir los recursos de tu código e imágenes, o cambiar de servidor. Recuerda: quien espera, desespera.

 

8. ¿Nadie te contacta a través de la web?

Si hace tiempo que tienes una web, un blog o una tienda online pero nadie te contacta a través de ella, es un síntoma claro de que tu web no está funcionando adecuadamente. La idea de tener presencia online pasa por ganar visibilidad y captar clientes potenciales. Por lo que, si tu web o tienda online no genera feedback, clientes potenciales, compras, etc. deberías plantear algunos cambios en ella, o renoverla del todo, para ganar clientes.

 

9. ¿Tu web está bien posicionada?

Si tu web no aparece en los buscadores o no consigues un buen posicionamiento hay que revisar el SEO. Aunque en un principio podía estar bien hecho, hay que tener en cuenta que los motores de búsqueda de Google, Yahoo… cambian constantemente los algoritmos de clasificación de sus búsquedas por lo que hay que estar revisándolo periódicamente.

 

10. ¿Tu competencia ya ha renovado?

Si tu competencia más directa reluce con su nuevo rediseño, piensa ya, seriamente, en hacerlo tu también. Recuerda: Una buena y bonita imagen vale más que mil palabras.

 

Hoy en día para cualquier negocio es importante tener una presencia en internet, pues denota modernidad y acercamiento al cliente. Por todo lo que ello supuso, no la abandones y actualiza tanto su imagen como el contenido e inicia una buena gestión de marketing.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies